Escolta_V2

Aprender a manejar vehículos blindados es indispensable dadas las condiciones de su peso adicional y a que requiere la capacidad de reacción necesaria para salir bien librado de un atentado.

El blindaje de un auto o camioneta no garantiza que los ocupantes estarán siempre a salvo de una agresión o intento de secuestro. Ante eventos inesperados, es la pericia del conductor en los movimientos evasivos lo que permitirá alejarse rápidamente, sin sufrir un percance.

TPS® Armoring ha diseñado los cursos de manejo Dynamic Training para capacitar de manera teórica y práctica a sus clientes y a los conductores que ellos designen.

El objetivo es que los participantes reconozcan las limitaciones y riesgos que implica la conducción de un vehículo blindado y aprendan a maniobrar en diferentes escenarios para evadir un ataque.

Los cursos, diseñados para grupos de entre nueve y 15 personas, constan de una parte capacitación de seis horas y una sesión práctica que puede tomar hasta 12 horas y son impartidos por personal profesional y certificado en constante actualización.

¡Aprendizaje teórico...

En la sesión teórica, se ven temas como el concepto general del blindaje y los diferentes niveles de protección, así como las estadísticas y probabilidades de sufrir un intento de asesinato o secuestro y cómo elaborar un mapa de riesgo y planear medidas preventivas y de reacción.

En esta infografía puedes conocer los diferentes módulos del curso teórico:

Infografia_30_enero_tps

 

... y práctico!

En la parte práctica en pista, se enseña a los participantes a realizar una inspección general del estado del vehículo antes de abordarlo y a realizar pruebas de manejo y frenado en diferentes circunstancias.

El conductor experimenta la diferencia en estabilidad y distancia de detención entre un vehículo blindado y uno que no lo está, mediante ejercicios de slalom y técnicas de frenado en curva y ante objetos estáticos al frente (llamada prueba del alce).

Además, se practican las maniobras de evasión de frente y en reversa enseñadas en la sesión teórica un día antes de acudir a la pista de pruebas, como lo puedes ver en este video.

Al final del curso, los participantes han adquirido habilidades y conocimientos que les permiten evaluar un riesgo y tomar decisiones oportunas para salvaguardar la integridad de los ocupantes, reaccionando ya sea en forma activa o pasiva ante las potenciales amenazas.

Manejar un vehículo blindado demanda mayor responsabilidad, dado que el mayor peso del vehículo requiere un estilo de conducción especial que considere el cambio en el eje de estabilidad y en la distancia necesaria para frenar. Pero también exige que el conductor desarrolle su capacidad de reacción y mejore su técnica de evasión para que logre alejarse de los riesgos y amenazas de manera segura y confiable.

Si te preocupa tu integridad física, asegúrate de que quien vaya a conducir tu nuevo auto blindado TPS® cuente con la certificación de manejo Dynamic Training.

Suscríbete al blog

Entradas Recientes