13_DICIEMBRE_CONSEJOS_PARA_VIAJAR_SEGURO_CUANDO_HACE_MUCHO_FRIO_V2

Salvo en algunas zonas, en México no es común encontrarnos en condiciones extremas de temperatura, por lo que al presentarse fuertes frentes fríos nos toma desprevenidos y no sabemos cómo manejar en carreteras congeladas o nevadas.

Ya sea en el norte, en las zonas altas del país o durante algún viaje en el extranjero, puedes encontrarte con condiciones climáticas extremas que pueden poner en riesgo tu seguridad si no sabes maniobrar y preparar correctamente tu vehículo.

Como la prevención es la mejor defensa, te compartimos una guía de seguridad para manejar en tiempos de frío:

  • Infórmate de las condiciones del clima por la zona en que transitarás antes de salir a carretera.

  • Revisa el nivel del anticongelante, líquido de frenos y limpia parabrisas,  así como del estado de la dirección hidráulica.

  • Confirma el estado de las llantas. Deben tener buen dibujo y, si es posible, ser especiales para condiciones invernales. Si no las vas a cambiar, es indispensable que lleves a bordo cadenas para nieve y los guantes para colocarlas cuando sea necesario.

  • Viste ropa y calzado adecuado para el frío para que puedas salir del vehículo a hacer cualquier revisión o colocar las cadenas.

  • Aprovisiona el auto con linterna y baterías extra, algunos bocadillos y agua, ropa de abrigo adicional, luces y fusiles de repuesto, pinzas para pasar corriente, triángulos de seguridad y un chaleco antireflejante.

  • Mantén lleno el tanque de gasolina reabasteciéndolo cada 100 kilómetros.

  • Lleva cargado al máximo tu teléfono celular y una batería extra a la mano.

  • Al llover o nevar, reduce la velocidad, conduce con suavidad (sin virajes, frenados o acelerones bruscos) y aumenta la distancia en relación con otros vehículos.

  • Si te encuentras con una capa de hielo en el camino, des acelera, evita frenar y gira el volante hacia la dirección en que se patine la parte posterior de tu vehículo.

  • En caminos nevados, si no traes llantas para ese clima, baja del vehículo y coloca las cadenas, luego conduce siguiendo las huellas dejadas por los vehículos que te han precedido.

  • Cuando la nieve se acumula, lo mejor es alargar el tiempo entre los cambios de velocidades, por lo que hay que conducir muy lentamente y así ejercer menos fuerza en las llantas para que no pierdan adherencia.

  • El frenado hay que hacerlo suavemente, preferentemente utilizando la tracción del motor si es posible. Una recomendación en climas húmedos es accionar el pedal de freno poco a poco, sin frenar hasta el fondo, para que la fricción lo vaya secando.

  • En caso de niebla, enciende las luces y, si es necesario, las intermitentes, y reduce la velocidad para que puedas reaccionar si de pronto ves a un vehículo más lento delante.

  • Procura no rebasar y, si tienes que detenerte, hazlo fuera del camino y colocando todos los señalamientos a la distancia pertinente para alertar a otros vehículos.

Estos consejos para manejar en tiempo de frío extremo debes repasarlos cada vez que salgas a manejar en carretera. Los cambios climáticos pueden darse tan de improviso en algunas zonas, que más vale estar siempre prevenido.

Tu seguridad y la de que quienes te acompañan está siempre primero.

Suscríbete al blog

Entradas Recientes