DSC_0719

La demanda de automóviles blindados crece en México. Tanto el sector privado como el gubernamental han incrementado la compra de estos vehículos en el mercado nacional y por tanto, impulsa el crecimiento de las empresas de la industria.

En México, el costo total de la inseguridad y el delito en hogares representó un costo de 229,100 millones de pesos (mdp), lo que representa 1.1% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE 2017).   

Frente a los hechos delictivos, los mexicanos hacen un gasto estimado en medidas preventivas de 82,000 mdp, mientras que las pérdidas por victimización representan 147,100 mdp anuales.

En 2012, el costo total por los delitos era de 249,300 mdp, por lo que la última cifra correspondiente a 2016 representó una disminución de 8.81%. Sin embargo, el costo de medidas preventivas era de 64,000 hace seis años, mientras que la última cifra es de 82,000, es decir, el monto que destinan los mexicanos para evitar el delito se ha incrementado 28.12%.

En México, existen un total de 50 empresas blindadoras registradas ante la autoridad. La mayor parte de las compañías son de origen colombiano, alemán, estadounidense y mexicano. Además, las empresas de blindaje ya comienzan a mostrar el desarrollo de innovación de sus productos para exportar sus soluciones.

Los tiempos violentos hacen que el blindaje crezca. De enero a diciembre de 2017, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) dio cuenta de 25,339 denuncias por homicidio doloso en ese periodo, lo que supera el registro de este delito desde 1997.

La industria automotriz de México ha establecido relaciones comerciales con las empresas de blindaje y la comercialización de las soluciones se ha visto beneficiada.

Las instituciones financieras también han diversificado sus productos de crédito para que la población tenga un mayor acceso a los vehículos blindados y que el costo no sea un inconveniente para el consumidor final.

La Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA) asegura que sus asociados reportaron el año pasado un crecimiento promedio de las ventas cercano al 18%, mientras que el mercado en general tuvo un ascenso por debajo del 10%.

Los costos por unidad blindada van de 1.5 y hasta 3 mdp, lo cual hace que la demanda sea muy acotada y se ubique en segmentos de población muy pequeños, con un poder adquisitivo alto.

El blindaje nivel tres es el más empleado en México, el cual tiene capacidad para resistir a impactos de armas cortas empleadas, por ejemplo, en un semáforo. Un 65% de los blindajes en el país son de este tipo, dice la AMBA.

El costo de las unidades blindadas es más elevado en el caso del gobierno y podría ser que a nivel ventas su participación sea de 60% y 40% provenga de los ciudadanos, de acuerdo con la AMBA.

En TPS Armoring, creamos el blindaje Ultraligero, el cual permite que su adquisición sea más accesible asegurando la integridad de sus ocupantes en la ciudad. Conoce más sobre nuestro blindaje y solicita tu cotización aquí.

Fuente: Alto Nivel

Suscríbete al blog

Entradas Recientes