7-TPS-Marzo-Imagenes-Blog-Medidas-de-precaucion-para-el-estacionamiento-solo

Los estacionamientos cerrados son un escenario ideal para que los delincuentes cometan sus actos sin ser notados: hay poco movimiento, pobre iluminación y una gran cantidad de escondites como detrás, entre e incluso debajo de los autos; cerca de muros y columnas o simplemente en las sombras.

En estos lugares, los criminales aprovechan que las víctimas van caminando hacia sus autos distraídas o con la guardia baja. Además, las mujeres son las más afectadas, ya que son percibidas como un blanco fácil.

En este artículo queremos compartir algunas recomendaciones que puedes integrar en tu rutina diaria para reducir las posibilidades de ser víctimas de un asalto o robo de auto en estos lugares. Repasémoslas.

TPS-INFOGRAFIA-Blog-no-7-Marzo 

Al llegar a tu destino

La seguridad comienza con la prevención. En este caso, la prevención comienza con la selección del estacionamiento más seguro que puedas encontrar, especialmente si trabajas hasta tarde o vas a salir tarde del lugar por cualquier razón.

Procura estacionar el vehículo en un lugar bien iluminado y busca que sea de preferencia el más cercano a la puerta por la cual entrará y saldrás.

Si no es posible encontrar un lugar con estas características al llegar, durante el día regresa al estacionamiento para buscar un cajón con mejores condiciones de seguridad.

No dejes tu auto a un lado de camionetas grandes o camiones que te bloqueen la vista.

Otra forma de prevención a tomar en cuenta es no dejar objetos de valor a la vista dentro del automóvil.

Finalmente, procura usar sólo un cajón de estacionamiento, evita conflictos.

 

No vayas solo

La mayoría de los ataques en estacionamientos suelen suceder cuando las víctimas se encuentran solas, ya que son un blanco fácil.

Por el contrario, si entras y sales del estacionamiento en grupo, el atacante desistirá en su intento para no exponerse a que algo se salga de control, y preferirá esperar a alguien más vulnerable. Así que ten esto siempre en cuenta y procura salir hacia el estacionamiento en compañía. 

Si no es posible que alguien te acompañe y tienes que caminar a solas, cuando se trate de un estacionamiento abierto, pide a alguien que te vea desde una ventana para que pueda vigilar si existe algún peligro. Incluso si nadie está mirando por la ventana, de todas formas hazlo para dar la ilusión de que alguien te está observando desde lejos.

Al salir de tu carro u oficina

Primero, escanea los alrededores antes de avanzar. Es importante caminar rápido, con propósito (y dirección), y mostrando confianza, con la cabeza en alto y mirando a tu alrededor, sin distraerte, sin atender al celular, con nada más en las manos que las llaves y tal vez una linterna.  

No tomes atajos entre los vehículos. Si los hay en el estacionamiento, trata de caminar por los pasillos y mantener distancia de los autos estacionados a ambos lados, así como de arbustos, puertas o callejones.

Tener las llaves en la mano antes de salir del edificio es básico. Podrás usar el botón de pánico si algo se ve mal de lejos (y volver al edificio donde estabas de inmediato), pero nunca abras el auto a distancia, sino hasta que llegues a la puerta. Una vez ahí, pon seguro al cerrar inmediatamente y vete. Quedarse en el auto es dar una oportunidad a los atacantes.

Procura llevar también una pequeña linterna de alta intensidad. Te servirá para iluminar el área alrededor mientras caminas, y al llegar al auto, para revisar debajo del vehículo, la cajuela y el asiento trasero antes de entrar.

Si antes de llegar notas que alguien merodea el vehículo, no te acerques. Camina a un lugar seguro e iluminado y llama a la policía.

Utiliza gadgets de seguridad personal

Considera aprender algo de defensa personal, como kravmagá, por ejemplo, el arte marcial dedicado específicamente a este propósito.  

También puedes buscar adquirir algún tipo de elemento de defensa como un gas pimienta (que causa ardor, e incluso ceguera temporal), una pistola de aturdimiento o una pistola paralizante eléctrica (que descargan hasta 100,000 voltios), una alarma personal, que además de actuar como disuasor del atacante sirve para alertar a otros para que vengan y ayuden.

Estos accesorios suelen ser muy pequeños, y pueden ser disfrazados como teléfonos celulares, linternas, lápices de labios y bolígrafos, por lo que es fácil tenerlos a mano.

Finalmente, tu mejor defensa y la mejor manera de evitar un ataque en un estacionamiento es ser consciente de los riesgos, estar atento y prepararte adecuadamente poniendo en práctica estos sencillos consejos de seguridad.

Suscríbete al blog

Entradas Recientes