6_DICIEMBRE_QUE_HACER_CUANDO_NO_ENCUENTRAS_A_TU_HIJO_EN_UN_CENTRO_COMERCIAL_1

El riesgo de perder de vista a tu hijo cuando pasean en lugares públicos aumenta en esta época de compras navideñas, por lo que te invitamos a tener en cuenta las siguientes precauciones cuando estés con tu hijo en el centro comercial, por ejemplo.

Lo ideal sería no perder de vista ni un minuto a tu hijo. En la realidad, estás en el centro comercial para hacer compras y es inevitable que te distraigas, mientras él pueda sentirse atraído por alguna actividad o decoración propia de la época y se aleje de ti.

Lo que debes hacer para evitar esta situación es planear qué hacer y cómo reaccionar cuando no encuentres a tu hijo en el centro comercial.

Medidas de seguridad de niños en centros comerciales

La buena noticia es que los centros comerciales tienen establecidos protocolos para el caso de niños perdidos, y los empleados siempre estarán a tu disposición para ayudarte con la búsqueda.

Pero antes de hacer sonar la alarma con los guardias, lo primero que debes hacer en cuanto notes que no está a tu lado es llamarlo por su nombre con voz calmada y revisar alrededor, ampliando poco a poco el radio de búsqueda.

Si después de pasado un minuto no lo has localizado, entones sí acude al primer empleado que encuentres para solicitar su ayuda. Él activará el protocolo de seguridad que consiste en avisar al personal de seguridad, vigilar puertas de acceso, alertar a los demás empleados para que colaboren con la búsqueda y poner al tanto a las autoridades para que intervengan prontamente en caso necesario.

Como lo más seguro es que tu hijo se haya alejado atraído por algo de su interés, búscalo en las tiendas o áreas de juguetes, dulces o donde haya decoraciones navideñas vistosas.

No olvides revisar dentro de los baños y los vestidores, y debajo de los estantes de ropa colgada o de mesas de exhibición, quizá solo crea estar jugando a las "escondidillas" contigo.

Prevenir antes que lamentar

Prepara a tu hijo de acuerdo a su edad, pero entre más temprano aprenda su nombre completo y el tuyo, mejor, e insístele en que no debe perderte de vista en ningún momento. Este consejo funciona porque desde pequeño le enseñas a ser corresponsable.

Si aún es pequeño, le puedes colocar en una bolsa de su ropa sus datos de identificación y tu teléfono, o colgárselos en una tarjeta al cuello. Un buen truco es atarle a la muñeca un globo que sobresalga sobre los estantes para que puedas localizarlo fácilmente.

Si tiene más de seis años, hazle aprender tu teléfono e indícale que no se aleje mucho del lugar donde te vio por última vez y que pida ayuda al personal de seguridad.

En todos los casos, insístele en que nunca debe seguir a un extraño que lo haga alejarse de ti o que pueda estarle engañando diciéndole que lo llevará contigo.

Y para no llegar a la situación de "qué hacer cuando no encuentro a mi hijo", tómalo siempre de la mano y mantenlo entretenido a tu lado, sirviéndote de ayudante de compras.

Repítele cada vez que vayan a salir estas recomendaciones, aunque te diga que ya las sabe. Siempre es mejor estar preparados. Tu familia es tu mayor tesoro.

 

Suscríbete al blog

Entradas Recientes